La Chía

Un supra alimento con historia

La chía (Salvia hispánica), es una semilla comestible proveniente de la familia de la menta, originaria del sur de México, extendiéndose su cultivo a muchas otras partes del mundo.

La existencia de las semillas de chía se remonta a 3.500 AC en América Central, y el nombre proviene de la palabra maya "Chía" que significa “fuerza”. Se cree que las semillas de chía eran consumidas por los mensajeros mayas, que las llevaban en una pequeña bolsa en cantidades suficientes como para mantener la energía y resistencia durante sus largas travesías.

El valor nutritivo de la chía

La chía es considerada supra alimento por su alto valor nutritivo. En 100 gramos de semillas de chía se encuentran aproximadamente:

- 20,7g de proteínas

- 32,8g de aceite de los cuales el 64% son ácidos grasos omega 3

- 41,8g en hidratos de carbono, que se desglosan en 41.2g de fibra, 714mg de calcio, 16.4mg de hierro, 613mg de niacina [B3], 0.18mg de tiamina [B1], 0.04mg de riboflavina [B2]

Principales beneficios de la chía

La chía es una de las fuentes de proteína completa de origen vegetal más ricas que existen. La combinación de la proteína completa, vitaminas, minerales y el resultante equilibrio en el nivel de azúcar en la sangre que esta mezcla provoca, proporcionan una incomparable energía, aumentando a la vez la fuerza y resistencia.

Al regular los niveles de azúcar en la sangre, la chía retarda el proceso por el cual las enzimas digestivas descomponen los hidratos de carbono y las convierten en azúcar. Luego de comer alimentos con almidón o dulces, uno puede llegar a sentirse cansado y sin energía. Al equilibrar el azúcar en la sangre, no sólo reducimos el riesgo de diabetes tipo 2, sino también garantizamos un nivel de energía constante que dura todo el día. Añadiendo chía a las comidas y bebidas, ayudamos a mantener el nivel adecuado de azúcar en la sangre, regulando por lo tanto a la hormona insulina.

La chía también ha comprobado ayudar a perder peso, ya que las semillas y su acción gelificante única mantiene la sensación de saciedad durante horas. Otro efecto positivo de la chía es que la fibra soluble que contiene favorece la regularidad intestinal, siendo el revestimiento de gel de la semilla la que mantiene el colon hidratado, asegurando la rápida eliminación de los desechos del cuerpo.

Otros valores de la chía que caben destacar: no contienen gluten, lo que la hace que sea apta para celíacos; y sus aceites Omega 3, magnesio y calcio, pueden ser utilizados en tratamientos antiinflamatorios.